Nosotros los psicólogos

poseidon

Es curioso que el símbolo de Neptuno sea el mismo signo que simboliza la psicología con la letra psi. Esta es la visión que tenía Jung de la psicología no como ciencia empírica sino como una percepción y la vez estudio de la propia psique. Psique entendida como un tejido a la vez que fenómeno permeable, suceptible a cambios y metamorfosis de todo tipo, y mismo así, capaz de preservar un sustrato común. Exactamente igual que el océano que representa Neptuno. Una membrana acuosa aparentemente uniforme sometida a alteraciones y cambios constantes.
Lo psíquico y lo neptuniano son sinónimos, anologías de un mismo tejido-fenómeno permeable y la vez uniforme, que los griegos denominaron Alma o Psique. Todas las personas con un Neptuno fuerte en su carta natal son innatamente (mas allá de la elección) psíquicos, y esto les hace, en cierto sentido, psicólogos, no en el sentido que se utiliza ahora, sino en el sentido al que aludía Nietzsche cuando decía: “nosotros los psicólogos“. No hay que olvidar que Nietzsche fue filólogo antes que filosofo, y por lo tanto un profundo conocedor el alma griega.

Friedrich-Nietzsche

Los pensadores griegos eran más psicólogos que filósofos (al menos antes de Aristóteles y de la lógica que vertebró el dualismo del pensamiento occidental: A luego no B) en el sentido de que les interesaba el conocimiento del alma humana como representación microcósmica del alma del mundo, y en un sentido mas profundo, del alma del cosmos.
Actualmente es necesario distinguir el fenómeno psíquico del fenómeno psicológico porque gran parte del alma humana se ha objetivizado en su obsesion por dividir el mundo en objeto y sujeto. Esta disociación, que vertebra la esfera psicológica del alma humana, es decir, su adaptación y su respuesta física, mental y emocional a un mundo que percibe como separado de si mismo, se diluye en el ámbito psiquico, que nunca se divorció del lenguaje simbólico o arquetípico.
Lo psíquico es la parte del alma humana que aun comprende y se expresa en ese lenguaje (normalmente asociado al mundo artistico pero que va mucho mas allá), de modo que podría decirse también que lo psíquico equivale a lo arquetípico.
Lo psicológico estudia el continente, la reacción de la estructura cuerpo/mente al empuje y movimiento de la energía o lo arquetípico. Lo psíquico estudia el contenido, o más bien, lo percibe, -porque no es posible estudiar nada allí-, directamente. El contenido es un ámbito fluctuante de energía. El psicólogo estudia. El psíquico percibe. Si la psicología (esa pobre ciencia bastarda y cada vez mas empobrecida) se ocupara tambien del fenómeno de la percepción, el lenguaje dualista que emplea para su propio estudio caería por su propio peso y se vería obligada a abrirse a otro tipo de lenguajes, y por lo tanto, percepciones.

Carl+Jung

La astrología psicológica es un intento de abrir el ámbito de lo psicológico (actualmente reducido al estudio de las distintas formas de adaptación y supervivencia, a la neurosis o a lo que sea) a un lenguaje no dualista, y sobre todo, a una percepción directa no del continente sino del contenido. La psico-astrología ofrece así una forma de dialogar con ese tejido vivo y dinámico que es nuestra propia alma, que experimentamos y proyectamos en el exterior.
Pero no es la única forma. Hay muchas otras que pueden usarse para deshacer el óxido que ha fijado nuestro punto de encaje en una misma posición por años y años. La excesiva objetivización del mundo, el dominio de las funciones del lado derecho de cerebro sobre las del izquierdo, exige de nosotros el cultivo de otra forma de percepción.
Una forma de percepción cada vez más directa, más experimental, mas íntegra, en el que todos nuestros sentidos, emociones y pensamientos estén implicados, y por lo tanto, menos dualista. Una percepción que sea a la vez una inmersión valiente y sin retroceso en el tejido inmarcesible que es la vida, hasta que nos demos cuenta de que lo que estamos experimentando aquí o allí o en cualquier sitio no es mas que una de las muchas manifestaciones de nuestra propia Alma.

*Texto extraído de un libro en preparación, todos los derechos reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s