Papa, ¿Qué es ser hombre?

yanomami-f-and-son_gallery_largeLos hombres vivimos un timo ancestral. Un timo mas complejo aun que el de las mujeres. Nadie jamás nunca nos contestó a esa pregunta. Los niños no preguntan conceptualmente, aunque se cuestionen. Lo que hacen instintivamente es observar y copiar, porque sienten inconscientemente que el modelo que tienen a su alcance es el único modelo para sobrevivir. No importa si este modelo es bueno o malo. La necesidad de sobrevivir y de afecto (sin afecto, aunque sea inverso, nadie sobrevive) es demasiado grande. Así que copiamos y reproducimos. Niños y niñas, hombres y mujeres. Y la misma idea de individuación, de poder llegar a individuarse se convierte en una quimera. Emanciparse y atreverse a ser un individuo propio se transforma en un jodido camino solitario y heroico, porque ese camino no está reconocido en la sociedad.
Los hombres vivimos amarrados a un nudo gorgiano, y me atrevo a decir que ese nudo es mas difícil de desatar que el nudo emocional que viven las mujeres. A las mujeres se les permite sentir (aunque no sea todo el rango emocional y hasta cierto punto) aunque no actuar. A nosotros se nos anima a actuar sin saber siquiera lo que sentimos. ¿Que se puede concluir de una acción sin sentimiento, sin saber para que uno actúa? A la vista está. El dolor de las mujeres, de la tierra, de lo femenino en ellas es evidente, pero no lo es tanto el dolor del femenino en nosotros mismos. O mejor dicho, el dolor que nos produce nuestra  enconada resistencia a nuestra propia capacidad de sentir.

r-MALTRATO-INFANTIL-large570

Creo firmemente que la capacidad de sentir no está genéricamente diferenciada. La sensibilidad pertenece al alma, no al género. ¿Que pasa con el niño que siente mas aun que la niña? ¿Que es hipersensible? ¿Está condenado a ser gay, a cambiarse de sexo, a considerar una transexualidad que igual no existe? No entro en ese tema porque no lo conozco. Pero conozco de primera mano la tragedia de haber sido un niño hipersensible y ser impelido a actuar porque mis propios padres no podían o no supieron o nunca les enseñaron a enseñarme a lidiar con la complejidad de mi mundo propio. En ninguna parte se les enseña a los niños a sentir porque lo que ellos identifican en los modelos masculinos que tienen al alcance y que les rodean es un batiburrillo de miseria emocional, y de compensaciones neuróticas. Socializadas y premiadas, pero neuróticas. Que los hombres estamos en crisis no es ninguna novedad. Que hay intentos para encontrar una nueva forma de vivir la masculinidad, es algo muy loable. Pero el mismo planteamiento de nueva masculinidad es erróneo. Los hombres no necesitamos una nueva forma de ser nosotros mismos, una nueva forma de ser hombres. Lo que necesitamos es encontrar la forma de aceptarnos, sentirnos y dejarnos en paz. No necesitamos nada nuevo. Nos necesitamos desesperadamente a nosotros mismos porque vivimos en un constante estado de expropiación, de fuera de foco.

0000400311

Nuestra alma (aquello que incluye tanto los aspectos masculinos como los femeninos de nuestra psique) sufre. Busca y necesita el equilibrio y no se lo permitimos. La presión social es demasiado grande. En especial cuando mucha parte de esa presión viene de un gran número de mujeres que se llaman a si mismas feministas, que luchan por un mundo en el que la mujer pueda actuar en igualdad pero no en un mundo en el que el hombre pueda sentir en igualdad. He conocido mujeres maquiladas de estas ideas que en el fondo siguen esperando que el hombre actúe de determinada manera, que tienen una idea forjada de lo que es ser un hombre verdadero cuando lo único de lo que deberían ocuparse en en convertirse en mujeres verdaderas, verdaderas para ellas mismas.
Lo más jodido de esta herida masculina es la ilusión de que el mundo nos ofrece un lugar dominante. En el que podemos hacer realmente lo que queremos. Si uno define el poder por la capacidad de hacer lo que uno quiere entonces es verdad, nuestra posición es privilegiada. Pero si uno define el poder por la capacidad de poder hacer lo que uno siente, entonces todos los hombres nadamos en la miseria más absoluta, porque nuestro querer está disociado de nuestros sentir. Creemos que podemos hacer lo que queremos, pero por mucho que lo hagamos nunca nos sentimos bien. Y el no ser capaces de aceptar que lograr este querer no nos aporta felicidad ninguna, nos imposibilita conectar con la necesidad de sentir para saber lo que queremos realmente.

Fotos-padre-e-hijo-foto-12

¿Que quiere el hombre realmente? Quiere que alguien le diga que lo que siente está bien, no importa lo que sea. Quiere que alguien le diga por fin que lo que siente no está reñido con el hecho de ser un hombre. Quiere, necesita un modelo masculino que se permita sentir, y que ante la pregunta infantil de ·”papa ¿que es ser un hombre?” no le responda con el mecanismo de su propia neurosis, sino con una sencilla respuesta.
Ser hombre es el proceso en el que tu sentimiento crece y madura y es puesto al servicio de los demás. Ser hombre es la capacidad de crecer siendo tu mismo y dar fruto. Ser hombre es convertirte en la mejor versión de ti mismo. Ser hombre es tener el coraje de aceptarte como eres y desde allí crear tu lugar. Ser hombre es amar desde tu alma hasta tu picha. Ser hombre es algo que tu mismo tienes que descubrir, pero mientras lo haces, estaré alli para apoyarte, para guiarte, y sobre todo, para no engañarte ocultándote mis miedos y mis contradicciones. Ser hombre es hacerse capaz, como decía Freud, de soportar la vida, pero sin dejar de ser uno mis. Smoer hombre es un sueño, un proyecto de la mente divina, de la que todos formamos parte.
A todos nos hubiera gustado oir estas cosas cuando éramos niños. Ser apoyados y fortalecidos en nuestra necesidad de desarrollar nuestra percepción (no me gusta llamarla inteligencia) emocional, pero todos nuestros modelos estaban tan tarados como los modelos en los que nosotros mismos nos hemos convertido. Ser padre te hace darte cuenta de esto, pero no es la única forma en la que uno puede darse cuenta.
Ser hombre es ser capaz de llorar en el vientre de una mujer sin sentirse avergonzado de ello. O en el hombro de un amigo. O en los brazos de un padre aunque ya sea viejo.O delante de tus propios hijos, sin necesidad de pedirles perdón por haberte visto derrumbarte. Al contrario. Les estarás permitiendo sentir viendo como te sientes tú. Estarás derrumbando ese falso dique. Estarás, para variar, siendo verdaderamente fiel a ti mismo.

7MO3julio

Los hombres necesitamos averiguar lo que sentimos, porque con perdón para las mujeres, tenemos nuestro propio rango de sentimientos. No se trata de si la parte que siente es el femenino dentro de nosotros o el masculino profundo. Que cada uno lo llame como DIos le de a entender. Para mi la parte que siente es el alma, y aquí no cabe distinción entre hombre y mujer. Es obvio que parte de ese alma, en lo que ha escogido un cuerpo masculino o femenino, se ve condicionada por unos determinados factores inevitables. Sentir es lo primero, y que los condicionantes, la particularidad propia de la que cada uno está hecho, decida después como se actúa ese sentimiento. Pero mientras no nos paremos a sentir antes de actuar, seguiremos dando vueltas y mas vueltas en torno a la idea de lo que tenemos que ser, tragando saliva, escupiendo barro y amargura, y poniendo nuestra mejor cara cuando lo que en realidad queremos es cagarnos en la puta y que nos dejen tranquilos.
Los hombres necesitamos desesperadamente encontrarnos con nosotros mismos. Pero tenemos miedo. Es como pedir un voluntario para una de esos shows cuya realización nos parece imposible. El niño con la manzana en la cabeza, me gusta imaginarlo, que se sigue preguntando si en esto consiste ser un hombre mientras su padre apunta. Sabemos que si falla podemos morir. Pero es nuestro padre. No tenemos mas remedio que confiar en su amor como en su destreza.
Para esto, es la misma cosa. Hemos de confiar en que nuestra alma no nos llevara la cabeza por delante. No nos herirá de modo alguno. Pero es necesario levantarse, es necesario un voluntario.
¿Alguien del público?

*Texto extraído de un libro en  preparación, todos los derechos reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s